Productos ecológicos y biodegradables recomendados

Productos ecológicos y biodegradables recomendados
Productos ecológicos y biodegradables recomendados

(Sustitutos de productos contaminantes recomendados)

Empecemos con lo básico… ¿Qué es la biodegradación?

Se define la biodegradación ambiental de un plástico como el proceso biótico y/o abiótico que ocurre en un ambiente dado. Los microorganismos llevan a cabo el proceso de degradación biótica, produciendo principalmente C02, H2O y Biomasa. Cuando los productos son desechados al suelo o abono orgánico en la presencia de humedad, estrés mecánico, luz y microorganismos, estos se biodegradan en materiales simples encontrados en la naturaleza reincorporándose totalmente al ciclo natural de la vida.

En el cuarto de baño o cocina:

Muchas personas usan cloro para limpiar debido a su efectividad, pero no se han puesto a pensar sobre el daño de éste mismo. Hay otras opciones que podrías utilizar en vez de éste… Vamos a ver:

El cloro, beneficios y desventajas:

A pesar de tener fama de “gran limpiador”, el cloro no es tan bueno como parece. Se ha demostrado que el efecto de este producto afecta la vida de personas mayores y mas a niños, así como al medio ambiente.

El cloro nocivo para la salud

Por otro lado, el cloro es tóxico y corrosivo: produce quemaduras en la piel, las mucosas, los ojos, etc. Su inhalación es peligrosa y provoca reacciones respiratorias como irritación de los bronquios, y en casos extremos edemas y una baja de presión de oxígeno en la sangre.

Un nuevo estudio ha examinado la salud de niños, de entre 6 y 12 años, en Finlandia, España y Holanda. Han comprobado que el número y la frecuencia de infecciones de ojos y nariz, así como  de infecciones respiratorias (sinusitis, bronquitis, otitis, gripes, neumonías) eran más elevados en niños en cuyos hogares se utiliza regularmente el cloro. En el caso de la gripe, el riesgo es aumentado en un 20% mientras que la amigdalitis crece en un 35%.

Los investigadores dijeron que “la alta frecuencia de uso de la desinfección, mediante productos de limpieza, – causados por la creencia errónea, reforzada por la publicidad, que nuestros hogares deben estar libres de microbios – nos deja muy preocupados».

Y como si fuera poco, el almacenamiento de cloro es riesgoso, las intoxicaciones por ingesta accidental de cloro es bastante común en los niños.

Nocivo para el medioambiente

El cloro destruye toda forma de bacterias, virus, hongos, algas, etc. por lo que desequilibra nuestro medio ambiente natural. La liberación de cloro en la Naturaleza produce reacciones químicas complejas cuando esta molécula entra en contacto con materias orgánicas del suelo, agua y aire, y forma compuestos llamados organoclorados.  Dichos compuestos son peligrosos para la fauna, además de ser cancerígenos y múgatenos que se acumulan en la cadena alimenticia.

¿Se puede desinfectar sin cloro?

Existen diversas maneras de desinfectar una casa, sin recurrir a otros tipos de anti-bacterianos (como los que contienen triclosan) que favorecen, al final, el desarrollo y la resistencia de algunos gérmenes patógenos.

  • El principal producto para remplazar el cloro es el vinagre de alcohol. Este producto es un potente agente limpiador, desodoriza, desinfecta, quita el sarro y ablanda. Le devuelve la transparencia a los vidrios, y abrillanta los metales. Reaviva los colores de la ropa y los suaviza. Combinado con aceites esenciales de árbol de té, eucalipto, o limón, es ideal para desinfectar. Además, es totalmente biodegradable.
  • El agua oxigenada, también ha demostrado ser un eficaz anti-bacteriano.
  • Finalmente, otro ingrediente muy común que tiene propiedades antisépticas y antibacterianas es el limón.
  • Para limpiar los pisos, nada mejor que los jabones líquidos a base de aceite de linaza, o jabones naturales de coco, jabón de castilla, etc.
  • Para blanquear la ropa, quitar manchas o suavizar la ropa, nada mejor que el bicarbonato de sodio.
  • Para limpiar superficies mohosas: mezclar ½ taza de agua oxigenada con 1 taza de agua. Pulverizar las áreas con moho, dejar actuar durante 1 hora y enjuagar.
  • Para limpiar el inodoro: Mezclar ¼ taza de bicarbonato con 1 taza de vinagre de alcohol. Tirar en el WC y dejar actuar unos minutos. Cepillar y tirar la cadena.

Desde tu cuarto de lavado hasta tu piel:

Detergentes o jabones comerciales:

Hay que tener en cuenta que en la mayoría de las ocasiones, el agua contaminada se filtra en el suelo dejando en él parte de los contaminantes; otras veces, sin embargo, esos contaminantes no quedan atrapados en los suelos y pasan a las aguas subterráneas. De esta forma, pueden resultar afectadas extensas áreas superficiales y subterráneas además del agua marina.

Jabones comerciales:

Por su parte, los jabones presentan la desventaja de que, si se usan en aguas duras, tienden a formar sales con los cationes de los metales dando lugar a “natas” que neutralizan su acción. Esas sales, también pueden ser insolubles, acumulándose como precipitados.

  • El exceso de jabón utilizado precipita en forma de sales cálcicas de los ácidos grasos, arrastrando consigo la parte de la suciedad no soluble y formando emulsiones.
  • Otro aspecto contaminante de los jabones está basado en la lenta biodegradación de algunos de los compuestos que los constituyen, como los alquilbencenosulfonatos de cadena ramificada.
  • Debido a su gran utilidad tanto en la industria como en los hogares, se usan en gran cantidad constituyendo una fuente contaminante del agua muy importante.

Detergentes:

A finales de la década de 1960, debido al aumento de la preocupación por la contaminación del agua, se estudió la composición de los detergentes llegando a la conclusión de que contenían compuestos químicos dañinos, como los fosfatos y, por tanto, no debían estar presentes en los mismos. En su lugar, se propuso el uso de agentes biodegradables fácilmente eliminables y de fácil asimilación por algunas bacterias.

Los problemas ambientales que causan los detergentes radican, fundamentalmente, en los aditivos que contienen como los blanqueadores, abrillantadores ópticos, perfumes, bactericidas y agentes espumantes. Los aditivos que contienen en mayor proporción son los “sulfatos” (tripolifosfato de sodio).

Efectos de los detergentes en el agua

  1. Forman espumas: son más abundante en presencia de sales de calcio y también de proteínas en el medio. Pueden contener bacterias y virus. Dificultan el tratamiento de las aguas por problemas de operación en las plantas depuradoras.
  2. Inhiben la oxidación.
  3. Alteran de la transferencia y disolución del oxígeno entre la superficie y el aire, dificultando la autodepuración de las corrientes de agua.
  4. Perturban la sedimentación.
  5. Impiden el desarrollo de las algas.
  6. Alteran el olor y sabor de las aguas potables
  7. Efectos tóxicos que dependen del tipo de detergente, sensibilidad de los microorganismos y condiciones del medio acuático.
  8. Efectos de los detergentes en el suelo
  9. Alteran la permeabilidad del suelo facilitando la penetración de microorganismos en las aguas subterráneas.
  10. Efectos tóxicos en los cultivos debido a la presencia de detergentes en las aguas de regadío.

¿Qué podemos remplazar para dejar de usar detergentes o jabones contaminantes?

Jabón

Los métodos clásicos para hacer el jabón en casa son dos: al frío o al calor.

 

El primero, el más sencillo y adaptado al principiante, permite aprovechar el calor emitido por la reacción química del álcali. El jabón obtenido con el método al frío necesita de un tiempo de “maduración” de aproximadamente cuatro semanas para completar el proceso de la transformación y absorber el líquido.

En el método al calor, en cambio el material recibe una fuente externa de calor (caldera, horno) para acelerar la reacción química. El jabón obtenido con el método al calor queda listo en un tiempo más breve pero tiene una consistencia mucho más rustica el irregular que la del jabón al frío.

Antes de comenzar a hacer el jabón en casa, lea cuidadosamente las siguientes recomendaciones de seguridad y aplíquelas siempre escrupulosamente:

  1. Conserve la soda cáustica fuera del alcance de niños o de animales domésticos.
  2. La soda cáustica es hidróxido de sodio (NaOH ) formado por el lazo iónico entre el sodio, el oxígeno y el hidrógeno. Es un material reactivo inestable y se combina velozmente con los líquidos, absorbiendo también la humedad del aire. Es altamente corrosivo e irritante si entra en contacto con la piel y las mucosas.
  3. Utilice anteojos, los guantes de caucho y una mascarilla cuando maneje la soda cáustica, la mezcla del agua y soda cáustica y o la mezcla con el material graso.
  4. Mantenga los guantes puestos cuando manipule un jabón recién hecho, y continúe usándolo si deba manipular el jabón hecho con el método al frío de menos de dos semanas de maduración.
  5. Mida la cantidad de soda cáustica en recipientes de plástico.
  6. Vierta la soda cáustica en el agua y nunca a la inversa! El líquido vertido en la soda provoca una especie de explosión muy peligrosa.
  7. La soda cáustica vertida correctamente dentro del líquido hace que este aumente su temperatura por encima de los 80 grados. Use por lo tanto envases resistentes al calor y preste atención.
  8. No use las herramientas del jabón para otros quehaceres. Cuando prepare el jabón no deje que los niños o los animales curiosos tomen contacto con las mezclas cáusticas. Ponga a sus familiares en conocimiento de estas reglas.
  9. Dedique a la preparación de jabón un espacio tranquilo de su casa y de su tiempo. No haga jabón mientras que está cocinando, mientras que mira televisión o si en casa hay las personas que no hacen caso de las reglas de seguridad.
  10. En caso de un contacto accidental del material cáustico con la piel, lávese con abundante agua fría. Recuerde tener siempre a mano vinagre que es un neutralizante natural de los productos cáusticos. En caso de contacto con los ojos debe lavarse con abundante agua corriente fría y consulta al médico.

 

 

 

 

En vez de detergente:

Sosa

La sosa retira manchas y grasa, desinfecta y suaviza el agua dura. Se encuentra en la isla de detergentes y puede estar etiquetado como “carbonato de sodio”. Sólo necesitas 1/2 taza para cada lote de detergente.

Bicarbonato

Es del conocimiento popular que el bicarbonato se puede utilizar para desodorizar aparatos electrodomésticos, como agente de lavado para azulejos difíciles o manchas de tina, e incluso para lavar los dientes. Es seguro y efectivo, en especial cuando se mezcla con un poco de jabón de barra, bórax y vinagre o jugo de limón. Puedes añadir 1/2 taza al lote y después verter 1 cucharada de vinagre o jugo de limón en la lavadora una vez que se haya llenado de agua.

Ò

  • Para ventanas y espejos: Vinagre blanco y agua.Coloque un cuarto de vinagre blanco en la botella de rociar y llénela hasta arriba con agua. Rocíe sobre la superficie. Restriegue con un paño sin flecos. Para ventanas exteriores use una esponja y lávela con agua tibia con algunas gotas de jabón líquido ecológico. Escurra bien y apriete hasta que seque.

 

  • Limpiador multiuso: Para manchas en superficies de madera, baldosas y linóleo: jabón líquido ecológico. Añade algunas gotas de jabón líquido con un paño mojado y estriegue la superficie con fuerza.

 

  • Para la loza: Bicarbonato de sodio en agua. Champú de quillay. Para ollas o utensilios de cocina con más grasa mantener siempre un tarro con ceniza.

 

  • Limpiador de alfombras:
  1. 2 partes de harina de maiz (o trigo)
  2. 1 parte de borax sobre toda la alfombra.
  3. Esparza por toda la alfombra. Dejelo por una hora. Quitara el polvo y grasas. Aspire MUY bien.

 

  • Suelos de madera brillantes: Para que tus suelos queden brillantes, añade al agua de fregar una infusion de te

 

  • Para tinas y lavamanos: Bicarbonato de sodio y jabón líquido. Esparza bicarbonato de sodio sobre las superficies de porcelana y refriegue con un trapo mojado. Añada un poco de líquido. Ponga jabón ecologico al trapo para un poder limpiador mayor. Enjuague bien para no dejar una capa opaca.

 

  • Para quitar manchas en la madera: Para quitar los cercos que un vaso ha dejado en la mesa de madera lo mejor es frotar con una mezcla de aceite de oliva y ceniza y secar despues con un paño sec

Agregar Comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *

Sigue informado

Suscríbete al newsletter